Histórico: cinco veces Valverde

 

 

 
 

 

FLECHA VALONA

 

El murciano amplió su plusmarca en la Flecha Valona: ha ganado en 2006 y cuatro veces de forma consecutiva, 2014, 2015, 2016 y 2017.

 

 

 

 

Amo y señor del Muro de Huy. Alejandro Valverde amplió su récord en la Flecha Valona con una quinta victoria. Esta carrera no tiene secretos para el murciano, que la ha conquistado en 2006 y por cuarta ocasión consecutiva: 2014, 2015, 2016 y 2017. Tomó la cabeza en las rampas más empinadas e, imponente, marcó a sus rivales. Cuando se produjo el primer movimiento serio, del prometedor David Gaudu, salió a su rueda... y ahí se acabó el misterio.

 

Se gustó en la celebración con el gesto del arquero, se abrazó con su masajista, Juan Carlos Escámez, besó a la cámara, gritó y agradeció el esfuerzo del Movistar, que le arropó perfectamente: "Aunque parezca fácil, cuesta ganar. Me siento muy orgulloso de mis compañeros y de todo lo que he logrado". Se trata de su décima muesca de la temporada (107 en su trayectoria), intratable a punto de cumplir 37 años (el 25 de abril). Dan Martin concluyó segundo y Dylan Teuns, tercero.

 

Fabien Doubey (Wanty), Yoann Bagot (Cofidis), Nils Politt (Katusha), Romain Guillemois (Direct Energie), Daniel Pearson (Aqua Blue) y Olivier Pardini (Veranclassic) formaron la fuga de jornaleros. Una aventura abocada al fracaso: desde 2003, cuando remató Igor Astarloa, no triunfa la escapada. También lo probaron Alessandro de Marchi (BMC) y Bob Jungels (Quick Step) para exigir al Movistar.

 

Con el Orica, el Sky y la escuadra telefónica al mando del pelotón, incluido un sorprendente Betancur en su labor de secante, volvió a producirse el previsible sprint en cuesta. Jungels, enorme en su apuesta, sucumbió en la orilla, a 600 metros de la meta. Valverde no dejó ni las migajas. Cinco veces Valverde en el Muro de Huy. Histórico. Y el domingo aguarda la Lieja, en la que aspira a su cuarta corona.

 

 

 

Valverde, a dos victorias de Eddy Merckx en las Ardenas

Valverde, a dos victorias de Eddy Merckx en las Ardenas

El Caníbal es el más laureado con diez triunfos (2 Amstel, 3 Flechas y 5 Liejas). El Bala sigue su estela con ocho: repóquer en Flecha y 3 Liejas lucen en su palmarés.

 

Alejandro Valverde no terminó del todo contento su participación en la Amstel Gold Race. El Bala llegaba mejor que nunca a las clásicas de las Ardenas, y el pasado domingo no tuvo su mejor día. Ni sus piernas ni su mente. Su deseo de conquistar su anhelada Amstel se esfumó. Pero cuando el murciano atisba el Muro de Huy la situación cambia. Ahí es dueño y señor. Nadie le tose. Hasta cinco veces se ha proclamado vencedor. Repóquer en la Flecha Valona. La superioridad mostrada por el murciano en la subida final demuestra una vez más su poderío en llegadas así. Con su triunfo en Valona, suma ocho en las Ardenas: cinco Flechas y tres Liejas. Se coloca a tan solo dos victorias de Eddy Merckx, ciclista más laureado con diez (2 Amstel, 3 Flechas y 5 Liejas)

Su primer triunfo en las Ardenas data de 2006. Fue precisamente la Flecha, con la que tiene un vínculo especial. Ese mismo año se adjudicó su primer Monumento, la Lieja-Bastoña-Lieja. Era solo su cuarto año como profesional y ya había ganado dos clásicas en las Ardenas. Más adelante llegaron dos Liejas más (2008 y 2015) y, con la victoria de hoy, cuatro Flechas de forma consecutiva: 2014, 2015, 2016 y 2017. Y todo ello a la par que disputa grandes vueltas y vueltas de una semana. El ciclista total. 107 triunfos suma desde que es profesional (2003).

A dos. Tan solo dos clásicas del Caníbal. Palabras mayores. Merckx fraguó su leyenda en las Ardenas en los 70. Como Valverde, su primer triunfo llegó en la Flecha, en 1967. Luego sumó dos más (1970 y 1972). Liejas tiene cinco, nadie tiene más que él. Repóquer en el Monumento (1969, 1971,1972, 1973 y 1975). En la Amstel, donde Valverde no ha conseguido ganar, el belga cosecha dos victorias: 1973 y 1975. En total son 10. Una barbaridad tan solo al alcance del mejor ciclista de la historia. Una barbaridad a la que pretende dar caza Alejandro Valverde Belmonte. Dos, tan solo dos le separan. Y Valverde hay para rato. Que tiemble El Caníbal.