5 dolores: causas probables

 
Y cómo remediarlos...

 

 

5 dolores típicos y las causas probables

 

 

 

 

 

1. Dolores en la parte frontal de la rodilla. 

 

Habitualmente, estos dolores se deben a estar pedaleando con el sillín demasiado bajo y/o demasiado adelantado. Como es lógico, lo primero que habrá que hacer será subir el sillín para ver si las molestias remiten. 

 

 

 

2. Dolores en la parte posterior de la rodilla. 

 

Como norma general, estos dolores pueden ser causados por una altura excesiva del sillín o por que esté demasiado retrasado respecto al eje del pedalier. Suele ser mejor opción adelantar el sillín. Esta molestia también podría surgir con un sillín demasiado bajo...Estirar bien después de entrenar, no nos cansamos de repetirlo, es muy importante. 

 

 

 

3. Manos dormidas, dolor de hombros o de brazos. 

 

Es probable que estemos cargando demasiado peso sobre las manos. Lo primero sería subir la altura del manillar, lo cual se puede conseguir de tres formas: añadiendo anillas debajo de la potencia, poniendo una potencia con más ángulo hacia arriba o poniendo un manillar de doble altura. 

 

 

 

4. Dolor de pies, hormigueos o pies dormidos. 

 

Lo primero es descartar que la horma de la zapatilla sea la adecuada, tanto en longitud como en anchura. No todas las zapatillas tienen el mismo ancho, por eso es importante probarse varias marcas de zapatillas antes de comprar. A continuación, retrasar las calas en la zapatilla suele ser una buena opción para aliviar las molestias en esa zona. Por último, usar unas plantillas específicas de ciclismo que repartan mejor el peso.

 

 

 

5. Dolor o adormecimiento en la zona del perineo o los genitales. 

 

Aunque cambiar de sillín suele ser lo primero que se hace, a veces este tipo de molestias son generadas por una mala posición en la bicicleta: sillín demasiado alto y/o retrasado, manillar muy bajo o sillín apuntando hacia arriba. Después de verificar que estos ajustes son los adecuados, siempre se puede probar a colocar el sillín con una ligera inclinación hacia delante. Si esto no funciona, será momento de probar con otros sillines. Muchas veces, un sillín un poco más ancho es una buena solución. Antes de gastarse dinero, una opción interesante es intercambiar sillín con algún compañero para probar antes.